Lifestyle

¿Cómo perdonar a quién te hizo daño?

Para comenzar el significado de perdonar (sin ningún elemento religioso) es olvidar una falta que ha cometido una persona contra uno o contra otros y no guardarle rencor ni castigarla por dicha falta.

A cuantos de nosotros no nos ha pasado por la mente preguntarnos ¿Cómo perdono a tal persona? si me hizo mucho daño.

Todo un día o más estuve pensando en lo mismo y es por eso que escribo este post pues llegue a 5 puntos importantes para poder perdonar a esa persona.

Reconoce la ofensa

Es obvio que nosotros nos sentimos ofendidos por la acción de la otra persona, sin embargo, no es obvio que la otra persona este consciente de lo que nos ha hecho, por lo que es importante hacerle saber a esa persona el daño que hizo. Esto nos permite expresar nuestro sufrimiento de forma plena y con una buena comunicación. Expresarnos es una forma de liberarnos.

Piensa en los beneficios de perdonar

El mayor beneficio al perdonar a una persona es tener una vida emocionalmente saludable. Cuando perdonas de corazón no guardas remordimientos, pues si tienes aun remordimientos, esto como consecuencia te lleva a tener conductas destructivas (como la venganza). Estas conductas no solamente dañaran a la persona que te ofendió sino también a ti mismo pues tu vida comienza a perder alegría, fuerza y energía.

Acepta que el perdón es un proceso

El perdón no es un acto que se hace de un día a otro, es todo un proceso continuo que se puede ir profundizando a lo largo del tiempo. Es por eso que existen varios niveles de perdón.

El perdón no es reconciliarse

Muchas personas, si bien la mayoría, creemos que perdonar es volver a estar como antes, es decir, reconciliarse. Debemos tener en cuenta que perdonar o pedir perdón es un proceso de una persona sin embargo la reconciliación es un proceso de dos. Es por eso que el perdón no supone restaurar la relación con alguien que con mucha probabilidad pueda volvernos a hacer daño.

Perdono pero no olvido

El olvido es un proceso involuntario que se da con el tiempo, mientras que el perdón implica hacer un cambio de conductas destructivas a positivas hacia la persona que nos daño. Es por eso que no puedes olvidar de un día para otro la ofensa simplemente no castigar a esa persona con conductas mal intencionadas.

En un articulo recordé una historia que simplifica el tema, se las comparto.

“Cuando alguien te hace daño es como si te mordiera una serpiente. Las hay que tienen la boca grande y hacen heridas inmensas. Una vez que te ha dejado de morder, curar una mordedura así puede ser largo y difícil; pero cualquier herida se cierra finalmente. Pero el problema es mucho peor si la serpiente es venenosa y, que aunque se ha ido, te deja un veneno dentro que impide que la herida se cierre. Los venenos más comunes son el de la venganza, el del ojo por ojo y el de buscar justicia y reparación por encima de todo. El veneno puede estar actuando durante muchos años y por eso la herida no se cierra, el dolor no cesa por lo que tu vida se va desgastando.”

Tu decides cómo y cuando perdonas, no dejes que los demás te digan que es bueno y malo, tu tienes la opción de poder estar bien contigo mismo.

Autor

fernanda.mluna5@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *