Learning

Personal Branding

¿Qué es?

Fácil, significa marca personal. En pocas palabras es la huella que dejamos en las demás personas.

¿Cómo se construye?

Para construir tu marca personal se necesitan trabajar varios aspectos, el tono, actos, textos, etc… y lo más importante la imagen. Es como cuando te hacen describir a una persona, para saber cómo es, debemos pensar no sólo en los aspectos físicos (en sus facciones, altura, cabello, etc.), sino en su carácter, forma de vestir, forma de hablar, valores, como se conduce con la gente, entre otras cosas.

Si lo que quieres es potenciar tu marca personal, es importante que tu imagen personal sea visible como parte de tu marca, ya sea en la web, en redes sociales o distintos soportes. Para que haya una asociación directa entre tu nombre y tu imagen.

Un ejemplo muy bueno es cuando estás buscando un trabajo haz lo posible por quedar en la mente del reclutador, aprende a venderte de la mejor forma para así conseguir el puesto deseado.

En todo momento estas formando tu personal branding es por eso que debes conducirte con cuidado con las personas; pregúntate ¿Cómo quieres que los demás te vean?

¿Cómo trabajar mi branding personal?

1) Conócete a ti mismo

Parece que esto es muy obvio, pero no lo es. De hecho, hay mucha gente que realmente no sabe cómo describirse ante los demás.

En muchas ocasiones cuando se trata de desarrollar una marca personal nos encontramos con el problema de que no existe una consciencia de nuestros propios elementos diferenciadores.

Si no conocemos nuestro valor añadido, en qué eres bueno de verdad y en que no, nunca podrás desarrollar un mensaje eficaz para venderte.

2) ¿Qué se hacer y qué puedo hacer?

Responde a dos grandes preguntas  ¿Qué se hacer y qué puedo hacer?. Un ejemplo es una maquillista por obviedad sabe distintas técnicas de maquillaje esas es la respuesta al que se hacer, mientras al ¿qué puedo hacer? viene de la mano al valor añadido.

3) ¿Por qué quiero que me reconozcan?

En pocas palabras con que quieres que relacionen tu nombre.

4) Ponte un objetivo

Recuerda que sin un objetivo no hay estrategia posible que podamos desarrollar. La estrategia es el camino. El objetivo es el destino.


Autor

fernanda.mluna5@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *